tel. 96 242 18 85
  • Tipos de mordida y tratamientos para mejorar la salud integral

    Tipos de mordida y tratamientos para mejorar la salud integral

    Más allá de las razones estéticas, un tratamiento adecuado según el tipo de mordida puede mejorar considerablemente las condiciones de salud general en el largo plazo.

    En la mordida perfecta no influye sólo la ubicación de las piezas dentales, es por ello que una mordida incorrecta o maloclusión puede ocasionar múltiples malestares, desde la acumulación de bacterias que originan caries, hasta trastornos digestivos, dolor de cabeza, audición deficiente y la alteración de las facciones.

    Facetas morfológicas, funcionales y estéticas de los tipos de mordida

    Se llama maloclución cuando el maxilar superior e inferior de la mandíbula no encaja de forma correcta, existiendo o no además una alienación de los dientes. En el tipo de mordida influyen causas hereditarias, hábitos, golpes o fracturas y la pérdida de piezas dentales.

    Se distingues diferentes tipos:

    Mordida abierta: cuando los dientes no logran unirse debido al contacto entre los dientes posteriores. Produce cierta dificultad para morder con los dientes anteriores y la profusión del labio superior que provoca un esfuerzo para cerrar los labios.

    Mordida cerrada: cuando los dientes anteriores de arriba cubren casi en su totalidad a los de abajo y los de abajo pueden llegar a tocar el paladar. Produce el desgaste excesivo de los dientes que puede conducir a una desintegración del tejido facial inferior.

    Mordida cruzada: cuando los dientes inferiores se superponen con los dientes inferiores. Puede causar que la barbilla sobresalga.

    Por otra parte, las maloclusiones en el plano anteroposterior se clasifican en tres:

    De clase 1, que sería lo correcto, cuando el canino superior se sitúa por detrás del canino inferior.

    De clase 2, cuando la arcada superior está adelantada, el canino y el molar con respecto al inferior.

    De clase 3, cuando la arcada inferior está adelantada, lo que produce un resalte invertido.

    También están las maloclusiones del plano transversal

    Cruzada: cuando la arcada superior se sitúa por dentro de la inferior.

    Mordida en tijera: cuando la arcada superior sobresale y no contactan las cúspides.

    Finalmente, también existen las asimetrías dentarias, que pueden presentarse en cualquiera de los tres planos (vertical, anteroposterior o transversal).

    Un tratamiento para cada tipo de mordida y para cada paciente

    El tratamiento de las maloclusiones no depende exclusivamente del tipo de mordida, sino también de la edad del paciente. Todos los tipos de mordida incorrecta pueden corregirse, sólo que el tratamiento será diferente según las diversas características del paciente.

    Los métodos para la corrección de la mordida corresponden a la ortodoncia, pero se incluyen una gran cantidad de tratamientos que pueden incluir el uso de brackets, el avance mandibular ortopédico, extracciones y cirugía ortognática.

    Luego de un examen exhaustivo, el equipo profesional podrá brindar las alternativas de tratamiento específico recomendadas, así como el tiempo estimado para la realización de los diferentes procedimientos que se requieran.

    Además de una mejora estética singular, el tratamiento específico del tipo de mordida garantiza ventajas superiores en el largo plazo y en la salud general del paciente, tratándose de una solución duradera que evita el desgaste excesivo de las piezas dentales si se realiza a tiempo.

    Deja un comentario