tel. 96 242 18 85
  • Mitos salud bucal embarazo

    Mitos salud bucal embarazo

    La cultura oral ha dado lugar a una serie de creencias que se siguen tomando por ciertas en la actualidad. El cuidado de los dientes ha sido un blanco fácil para el surgimiento de tratamientos caseros. Estos “remedios caseros” prometen blanqueamientos que dañan más de lo que sanan. En consecuencia, el período de gestación se ha convertido en terreno fértil para afirmaciones que poco tienen que ver con la realidad. En lo que respecta a los mitos salud bucal embarazo, el primero de ellos es que la salud dental y la espera de un bebé no están relacionados.

    Derribando mitos salud bucal embarazo

    Estos son los mitos salud bucal embarazo que pueden pasar a convertirse en riesgosos si creemos en ellos:

    • El odontólogo no tiene por qué saber que estoy embarazada: no solo tiene que saberlo, sino también debe estar informado acerca del tiempo que llevas de gestación. Estar al tanto de si el embarazo representa algún riesgo también es indispensable. Por otra parte, también debe saber si estás planificando un embarazo, ya que podrías estarlo y eso condiciona algunos tratamientos a recibirse durante el primer trimestre.

     

    • El embarazo no perjudica la salud bucal: puede perjudicarla severamente. Se puede padecer de enfermedad de las encías o de tumores del embarazo (pequeños bultos en las encías). A su vez, los vómitos de los primeros meses aumentan notoriamente la presencia de ácido en la boca. Esto tiene como consecuencia el daño del esmalte. Además de ello, si la higiene bucal es deficiente, entonces las encías empiezan a verse comprometidas.

    El uso del hilo dental te ayudará a prevenir problemas de encías. Aprende cómo usarlo correctamente y sacar todo el beneficio posible de él.

    • La salud bucal no afecta al bebé: este mito es falso y puede generarnos un grave problema si confiamos en que es cierto. La mayoría de los casos de bebés prematuros o nacidos con bajo peso, se deben a infecciones intrauterinas. No obstante, esta infección no siempre proviene de los genitales. Es posible que sea la periodontitis la que la detone.

    ¿Qué hacer en caso de embarazo?

    Apenas tengas noticias de tu embarazo, agenda una consulta con el dentista y reagenda otra para el segundo semestre, ya que la enfermedad de encías puede aparecer justamente en este último período.

    Tu odontólogo sabrá qué tratamientos recomendarte en caso de que los necesites. Adicionalmente, detectará la presencia de caries si es que las hubiera. Gracias a este diagnóstico, programará una cita contigo para eliminarlas en el segundo trimestre de embarazo. Durante el primer trimestre no deberías recibir anestesia.

    Deja un comentario