tel. 96 242 18 85
  • Los problemas que puede solucionar la ortodoncia

    Los problemas que puede solucionar la ortodoncia

    Los avances en el diagnóstico y tratamiento médico han incrementado la oportunidad detectar problemas que puede solucionar la ortodoncia como tratamiento integral.

    La ortodoncia, como especialidad de la odontología, estudia, diagnostica, previene y se encarga de tratar anomalías en la boca como sistema, lo que afecta a la mordida, la mandíbula y la cara.

    No se trata de una sonrisa perfecta, a nivel estético, sino de un ensamblaje armónico de las piezas dentales para que estos y los maxilares se desarrollen dentro de forma normal.

    Cuándo es indispensable la ortodoncia

    En general, la ortodoncia se utiliza como medio preventivo de cualquier alteración desde que comienzan a aparecer los molares definitivos. Sin embargo, se aplica también en adultos para ayudar a corregir anomalías de mayor y menor grado mediante diferentes dispositivos.

    La ortodoncia se aplica generalmente cuando existe una maloclusión, o problemas de mordida, debido a que esto puede impedir la masticación, dificultar la limpieza y provocar otra serie de problemas.

    Estas anomalías pueden ser hereditarios, pero también como consecuencia de enfermedades o pérdida temprana de las piezas por accidentes.

    Entre los problemas más comunes que soluciona la ortodoncia están:

    • Apiñamiento: superposición de las piezas dentales, lo cual dificulta la higiene y puede ocasionar otros problemas.
    • Diastemas: separación entre los dientes, normalmente los dos superiores delanteros.
    • Progantismo: cuando la mandíbula inferior está más adelante que la superior, provocando sobremordida.
    • Retrognatismo: la sobremordida inversa, cuando la mandíbula superior está más adelante que la inferior.
    • Mordida abierta: cuando queda demasiado espacio entre los dientes, sin que lleguen a juntarse, lo que también afecta a los labios.
    • Mordida cruzada: cuando los dientes superiores sobresalen en uno de los extremos.
    • Mordida borde a borde: cuando las cúspides de los dientes se contactan en sus bordes.
    • Mordida cubierta: cuando los dientes superiores cubren más de la mitad de los inferiores, llegando a veces a rozar las encías.

    En Clinica Felici los especialistas realizan un diagnóstico integral de las alteraciones en la mordida y dientes para abordar problemas de mandíbula y faciales, contribuyendo también a una armonía estética de la sonrisa.

    Deja un comentario