tel. 96 242 18 85
  • Cómo actuar ante un diente roto o fisurado

    Cómo actuar ante un diente roto o fisurado

    Los dolores y molestias en la cavidad bucal son causa inmediata de turbación, por lo que resulta indispensable conocer cómo actuar ante un diente roto o fisurado.

    Las piezas dentales pueden romperse total o parcialmente, así como sufrir fisuras, por diferentes motivos y a cualquier edad.

    En el caso de los niños, cuando se trata de dientes de leche, si la pérdida fuese accidental y antes de tiempo, es altamente recomendable visitar a un odontólogo para considerar y descargar otras lesiones.

    Por su parte, en los adultos, las fisuras y roturas en piezas dentales es mucho más frecuente de lo que se piensa.

    Sea por lesiones deportivas, golpes accidentales o a causa de la masticación de alimentos u objetos duros, estas lesiones pueden incluso no mostrar síntomas claros y resultar imperceptibles a la vista.

    Cómo detectar fisuras dentales

    Las fisuras suelen ser difíciles de visualizar a simple vista y pueden presentar síntomas muy diversos:

    • Dolor agudo al morder que desaparece rápidamente
    • Sensibilidad al frío y al calor
    • Dolor intermitente, sobre todo al comer o beber
    • Sensibilidad a algunos tipos determinados de alimentos (dulces, ácidos, muy calientes, muy fríos)

    Aún cuando estas señas sean difusas, conviene tomar nota de ellas, tratar de precisar el lugar eje del dolor y acudir al odontólogo para realizar una radiografía que permita identificar la fisura.

    Qué hacer ante la rotura de un diente

    En época de fiestas navideñas y de fin de año, los turrones, almendras, nueces e incluso caramelos u otros alimentos crujientes, es bastante común encontrarse con estos accidentes.

    Cuando se trata de dientes con restauraciones, son más propensos a roturas y fisuras, pues el esmalte se encuentra debilitado e inflexible.

    Ante la rotura de un diente, sea producto de un golpe o al morder algún elemento duro, trate de encontrar y guardar la pieza o parte que se ha desprendido, no toque la raíz y consérvelo en un vaso con leche.

    En el momento, puede hacerse un enjuague con agua, e inmediatamente acudir a una consulta de emergencia con el odontólogo.

    La reparación de la pieza, e incluso su reimplante si fuera el caso, es mucho más propicia si se trata en el menor tiempo posible.

    Deja un comentario